Aprenda a atender una convulsión Aprenda a atender una convulsión

Es importante que quien presencie un episodio de convulsión actúe de forma oportuna para cuidar la integridad del paciente.

Reacciones a fármacos, lesiones en la cabeza, fiebres muy altas y enfermedades como la epilepsia, son causantes de las convulsiones. Algunos consejos para tratar un caso:

  • Aflojar la ropa que está alrededor del cuello.
  • Mover a la persona en caso de que esté en un sitio o situación que represente peligro. Ubicarla de medio lado, sobre el suelo, para que fluya la respiración.
  • Contabilizar la duración de la crisis y detallar los signos para reportarlos al médico.
  • Evitar introducir objetos en la boca: no suministrar alimentos, bebidas o medicamentos ni dar respiración.
  • No contener los movimientos de la persona, la convulsión tiene un ciclo y termina por sí sola.
  • Una vez finalice el episodio, ayudar a orientar y tranquilizar al individuo.

Por lo general, una convulsión dura entre 30 segundos y 2 minutos. Si sobrepasa los 5 minutos o el individuo padece repetidas crisis y no se despierta entre ellas, se recomienda acudir al médico de inmediato.

El Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia advierte como posibles síntomas de una crisis la caída al piso, rigidez, alteraciones del movimiento y los sentidos, pérdida del conocimiento, de la conciencia, así como del control de esfínteres.

Tenga en cuenta

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares, de Estados Unidos, define las convulsiones como indicios de un problema cerebral que ocurre por una actividad eléctrica anormal en el interior cerebro. Así mismo, las clasifica en focales, cuando son en una parte del cerebro, y generalizadas, en ambos hemisferios.

Lea también:  Tipos de convulsiones: ¿por qué ocurren?