Autoexamen de testículo, asunto de prevención Autoexamen de testículo, asunto de prevención

Un bulto, agrandamiento o cambios en la densidad y textura de los testículos son los síntomas que pueden alertarlo de que padece un posible cáncer de testículo, una rara enfermedad afecta a 1 de cada 5000 hombres.

Le puede dar a hombres de cualquier edad; sin embargo, el 50 % de los casos ocurre en hombres que tienen entre 20 y 35 años de edad. También tiene una muy alta proporción de diagnóstico de recuperación, con una tasa de cura de 95 a 99 %. El urólogo el urólogo Alejandro Gaviria da algunas recomendaciones de prevención.

Esto es lo que debes hacer para detectarlo a tiempo:

  • Lo recomendable es que se realice el autoexamen testicular, mientras está tomando una ducha o un baño caliente, o inmediatamente después, pues el escroto (la piel que recubre los testículos) está más relajada en ese momento, lo que facilita el proceso.
  • Examine un testículo por vez. Gire cada testículo entre los dedos de ambas manos (aplicando una leve presión). Ponga los pulgares sobre la parte superior del testículo, con el índice y el dedo mayor de cada mano detrás de este, y luego hágalo girar entre los dedos.
  • Debe sentir el epidídimo (el conducto que transporta los espermatozoides), una especie de cordón blando que duele un poco si se presiona, y que está ubicado sobre el borde superior de cada testículo. Este es un bulto normal.
  • Recuerde que uno de los testículos es más grande que el otro en la mayoría de los varones. Esto también es normal.
  • Cuando examine cada testículo, trate de detectar bultos o protuberancias en el frente o los costados. En ocasiones, los bultos son tan pequeños como un grano de arroz o una arveja.
  • Si nota algún tipo de hinchazón, bultos o cambios en el tamaño o el color de un testículo, o si sientes algún dolor o alguna molestia en las ingles, consulte de inmediato.
  • Los bultos o la hinchazón no implican la presencia de un cáncer, pero es recomendable prevenir. El cáncer testicular puede tener cura si se le detecta y trata a tiempo.

Le puede interesar: No vale la pena temerle al urólogo


Sin comentarios

Sé el primero en comentar!

Your email address will not be published. Required fields are marked *