Calcio y vitamina D para la salud de los huesos Calcio y vitamina D para la salud de los huesos

Una dieta que incluya las cantidades adecuadas de calcio, vitamina D y proteínas es fundamental para mantener los huesos fuertes.

La densidad ósea baja puede hacer los huesos frágiles y quebradizos, por eso la importancia de estos componentes en la alimentación. La leche y los productos lácteos son la mejor fuente de calcio, siendo recomendados aquellos descremados o bajos en grasa. Asimismo, los vegetales de hojas verdes, el salmón, las sardinas, almendras, nueces y semillas de girasol aportan este mineral al organismo.

La importancia de la Vitamina D está en que ayuda al cuerpo a usar el calcio y absorberlo adecuadamente. Nuestro organismo la elabora al exponerse a la radiación solar y también se puede obtener a partir de algunos alimentos como los pescados, ostras, aceite de hígado de bacalao, huevos, mantequilla, margarina y el hígado. En los casos en que no se obtiene de forma suficiente, es necesario consumir un suplemento vitamínico.

De acuerdo a su edad y género, las personas deben recibir diariamente las siguientes cantidades de ambos componentes, que comparte la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Las cantidades de calcio se expresan en miligramos (mg) y las de vitamina D se expresan en unidades internacionales (UI).

Calcio Vitamina D
Niños entre los 9 y los 18 años 1300 mg 600 UI
Adultos menores de 50 años 1000 mg 400 a 800 UI
Mujeres de 51 años en adelante 1200 mg 800 a 1000 UI
Hombres de 51 años en adelante 1000 mg 800 a 1000 UI

Le puede interesar: La vitamina D, necesaria para la salud mental en adultos mayores


Sin comentarios

Sé el primero en comentar!

Your email address will not be published. Required fields are marked *