Calentamiento y estiramiento, ¿cómo y cuándo hacerlos? Calentamiento y estiramiento, ¿cómo y cuándo hacerlos?

Cuando hablamos de practicar un ejercicio siempre vienen a la mente palabras como calentar y estirar. Algunos los aplican correctamente, otros simplemente los ignoran y otros los confunden.

En realidad, ¿en qué consiste el calentamiento y qué tan importante es antes de hacer una rutina de ejercicio? Como su nombre lo indica, con el calentamiento lo que se está haciendo es activar la circulación sanguínea y consigo los músculos de las zonas cercanas, con el fin de prepararlos para la carga de actividad y fuerza que van a recibir.

Caminar en circuitos, incrementando la velocidad; hacer movimientos de brazos, cintura y piernas y trotar suavemente, son algunas de las opciones para comenzar. Es muy importante hacerlo gradualmente pues de forma desmedida puede ocasionar lesiones.

Los estiramientos hacen parte del proceso de calentamiento, pero deben realizarse luego de las actividades anteriormente mencionadas, para así facilitar una mayor movilidad a la hora de estirar los músculos.  Al hacer los estiramientos, la fisiatra Dayra Erazo recomienda exigirle al músculo hasta sentir tensión en el mismo, pero sin llegar a una sobredemanda y sentir dolor, pues también puede terminar generando una lesión.

Si el ejercicio que se va a realizar es de larga duración o impacto debe calentarse por lo menos por diez minutos y, al finalizar la práctica deportiva o de actividad física,estirar nuevamente los principales músculos. Esto ayudará a recuperar energías, relajar el cuerpo y evitar dolores posteriores.

Le puede interesar: Estiramientos como una estrategia preventiva