Comer sin control, un nuevo trastorno Comer sin control, un nuevo trastorno

La sobreingesta compulsiva o trastorno por atracón es un nuevo problema alimenticio incluido en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales.

Su característica principal es la ingesta de grandes cantidades de alimentos en periodos cortos de tiempo, lo que la hace bastante similar a la bulimia. Sin embargo, la diferencia está en que quienes sufren estos atracones de comida no se castigan luego por lo hecho: no acuden al vómito, laxantes, ni ningún otro mecanismo de expulsión.

Se trata de situaciones en las que la persona puede no tener mucha hambre, sin embargo comienza a comer sin control alguno, de una forma muy apresurada, siendo incapaz de parar. Comúnmente se da en las noches o en momentos en que la persona está sola y no se ve intimidada por lo que puedan pensar otras personas cerca de su comportamiento. Después de vivir esta situación, la persona presenta sentimientos muy negativos sobre sí mismo que incluso pueden llegar a causarle depresión.

Aunque muchos pueden vivir episodios similares en su vida, este comportamiento llega a ser diagnosticado como un trastorno alimenticio cuando se da una o más veces a la semana, perdurando por más de tres meses.

Ante estas conductas es necesario buscar acompañamiento profesional para entender que más allá de una actitud ante la comida, se trata de un trastorno que puede afectar no solo su salud mental sino también física. Con un tratamiento a tiempo es posible evitar que se convierta en un trastorno más grave como la bulimia y que se presenten otras consecuencias comunes como el sobrepeso, la hipertensión o enfermedades cardiovasculares.

 

También le puede interesar: 

Cuidado con la desnutrición por restricción de alimentos

Comer de todo sin ser selectivos

Vanidad en su justa medida


Sin comentarios

Sé el primero en comentar!

Your email address will not be published. Required fields are marked *