Cuando no es posible llorar ni salivar Cuando no es posible llorar ni salivar

El síndrome de Sjögren primario es un trastorno autoinmunitario, en el que se destruyen las glándulas que producen las lágrimas y la saliva.

Esto ocasiona resequedad en la boca y en los ojos, aunque puede afectar otras partes del cuerpo, incluso los riñones y los pulmones. Se desconoce qué lo causa, pero ocurre con mayor frecuencia en mujeres de 40 a 50 años, según la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington, Seattle, E.E.U.U.

Los síntomas oculares incluyen ardor y sensación de que hay algo en el ojo. Las señales de alarma en boca y garganta están en la dificultad para tragar o comer alimentos secos, la pérdida del sentido del gusto, problemas para hablar, saliva espesa o en hilos, dolor o úlceras bucales, deterioro de los dientes e inflamación de las encías y ronquera.

Es importante tener en cuenta que el síndrome de Sjögren secundario ocurre solo cuando ya existe otro trastorno autoinmunitario, como artritis reumatoidea, lupus, esclerodermia, polimiositis y hepatitis C. Exámenes físicos y de sangre indicarán la gravedad y el tratamiento a seguir.

Un trastorno autoinmunitario ocurre cuando el sistema inmune ataca y destruye tejido corporal sano por error. Hay más de 80 tipos.

Le puede interesar: La detección precoz, clave en el manejo de esclerosis múltiple


Sin comentarios

Sé el primero en comentar!

Your email address will not be published. Required fields are marked *