Cuidados preventivos al perforarse un oído Cuidados preventivos al perforarse un oído

Las orejas pueden perforarse por razones cosméticas a cualquier edad. Sin embargo, si no existen los cuidados necesarios, esta simple acción puede generar una infección.

Para empezar, la Academia Americana de Pediatría, recomienda que el procedimiento debe hacerlo un médico, enfermero o técnico experimentado.

Para esto, es importante el uso de alcohol u otros desinfectantes para minimizar las probabilidades de desarrollar una infección. En el momento de la perforación, la persona que realiza el proceso debe insertar un arete redondo con poste de oro. De hecho, algunos instrumentos pueden ubicar los aretes de oro al mismo tiempo, evitando así tener que hacer otra inserción que pueda aumentar la probabilidad de infecciones. El oro de los postes reduce, además, el riesgo de una reacción alérgica e inflamación en el área.

Después del perforado, aplicar alcohol para frotar o un ungüento antibiótico en el área dos veces al día por varios días. Estas cremas y lociones disminuirán las probabilidades de una infección y acelerarán el proceso de recuperación. La sugerencia es no retirarse el arete hasta máximo seis semanas después, pero debe girarse suavemente todos los días.

Si el área perforada se torna roja o sensible, podría estar desarrollándose una infección, por lo que debe buscar atención médica de inmediato.

Le puede interesar: Cómo limpiar los oídos


Sin comentarios

Sé el primero en comentar!

Your email address will not be published. Required fields are marked *