Durante el ciclo menstrual sí puede ejercitarse Durante el ciclo menstrual sí puede ejercitarse

Durante el ciclo menstrual sí puede ejercitarse

Antes de 21 October, 2017 Isabel Vallejo 0


El ciclo menstrual marca un comportamiento en las funciones vitales de la mujer, lo cual debe tenerse en cuenta en la planificación y en la construcción de un proceso de entrenamiento.

Ena Victoria Ramírez, médica ginecóloga, aclara algunas dudas frecuentes sobre los mitos de la práctica de un deporte durante el ciclo menstrual:

  • ¿La práctica de ejercicio beneficia a la mujer en el periodo menstrual?
    Muchas mujeres siguen creyendo que el ejercicio puede ser contraproducente durante los días del periodo y, aunque se recomienda disminuir su intensidad, son más los beneficios que se pueden encontrar a nivel físico y mental. Entre estos se destacan el incremento en la flexibilidad, el aumento del volumen de oxígeno del cuerpo, disminución de la retención de líquidos y del estrés, así como del dolor abdominal y la ansiedad. Le puede interesar Actitud, la mejor herramienta para la perimenopausia
  • ¿La actividad deportiva puede reducir la duración de la menstruación?
    La práctica de ejercicio físico permite que el cuerpo libere una hormona en el cerebro llamada dopamina, que influye en las hormonas que comandan el funcionamiento del ovario y generan que la cantidad de flujo durante el periodo disminuya. Ver también El ciclo menstrual puede alterarse por el estrés
  • ¿El periodo afecta el rendimiento?
    Este se puede afectar dependiendo de la cantidad de sangrado que exista, ya que al presentar un flujo abundante se pueden alterar los niveles de hemoglobina en la sangre, generando una disminución del transporte de oxígeno necesario para tener un mejor rendimiento cardiovascular y muscular. Ver ¿Cómo incide el ciclo menstrual en el sueño?
  • ¿Se pueden practicar todos los deportes durante el periodo menstrual?
    Lo ideal es realizar deportes de bajo impacto y de resistencia moderada. De ahí que se aconsejen ejercicios de tipo terapéutico como yoga, pilates y natación, que pueden favorecer la presión de la espalda ocasionada por los cólicos menstruales. Los que impliquen alto impacto o altas velocidades, se aconsejan practicar en la fase postmenstrual.

Sin comentarios

Sé el primero en comentar!

Your email address will not be published. Required fields are marked *