El ciclismo reduce riesgo de enfermedades cardiovasculares El ciclismo reduce riesgo de enfermedades cardiovasculares

Montar en bicicleta es uno de los mejores ejercicios para controlar factores de riesgo cardiovascular como la hipertensión arterial, colesterol y diabetes.

Cuando se practica de manera regular ayuda a disminuir el peso corporal, a reducir el estrés y es ideal también por su bajo impacto en las articulaciones. Practicar este ejercicio por más de una hora a la semana protege contra las enfermedades coronarias. Además, en quienes ya sufren o tienen un riesgo cardiovascular, también es recomendable, siempre y cuando se practique de forma recreativa, y no competitiva.  
Tenga en cuenta los siguientes consejos que sugiere la Fundación Española del Corazón:

  • Mantener una buena hidratación y vigilar la alimentación durante los recorridos largos.
  • Intentar comer dos o más horas entre la comida y el entrenamiento.
  • Evitar las horas más calurosas y utilizar protección solar.
  • Cuidar la postura en la bicicleta, de modo que sea cómoda y relajada. Conozca aquí las posturas adecuadas en bicicleta.

Ajustar la altura del sillín de la bicicleta de acuerdo a su estatura; así como la posición del manillar. “La altura del sillín debe permitir que las rodillas queden un poco flexionadas cuando el pedal esté más cerca del suelo”.