El compromiso es de todos El compromiso es de todos

Cada colaborador gestiona un ambiente laboral óptimo y saludable.

Asesora Sandra Yanira Ocampo Sarmiento
Gerente Nacional Gestión Humana Sector Salud de Coomeva Medicina

Un ambiente de trabajo que estimula a sus colaboradores hace posible un equipo más comprometido con su entorno, con su empresa. Un incentivo que no solo se refiere al tema salarial, sino a la promoción de valores tan importantes como la solidaridad, la equidad, la transparencia, el respeto, el trabajo conjunto, el valor de escuchar al otro, el de pedir ayuda sin temor al qué dirán, el de ejercer buenas prácticas que, al final resultan en espacios saludables, de unidad, y en el que la premisa diaria es hacer las cosas cada vez mejor.

“Cuando esto sucede, los colaboradores empiezan a dar lo mejor de sí naturalmente, es un gana a gana que conlleva a un ambiente de trabajo saludable, en donde la gente tiende a ayudarse entre pares, trabaja en equipo para resolver problemas, se siente importante desde cualquier función que haga, porque entiende que su rol es fundamental para alcanzar los logros”, explica Sandra Yanira Ocampo Sarmiento, Gerente Nacional Gestión Humana Sector Salud de Coomeva Medicina Prepagada. De alguna manera, significa aprender a trascender y sortear los agites del día a día, como el estrés, la presión y los disgustos entre compañeros, sin perder de vista los objetivos trazados como área y organización. Se trata también de sacarle el mejor provecho a los momentos difíciles, para convertirlos en útiles rutas de aprendizaje.

En la misma sintonía

“Si trabajamos en esto, las personas empiezan a apalancar su vida familiar y personal dentro de la compañía, a ser más saludables y a pensar en positivo a pesar de las situaciones cotidianas y los momentos difíciles. Cuando alguien da lo mejor, sin duda recibe lo mejor” , agrega Ocampo Sarmiento.

Lo anterior debe apalancarse, además, a la gestión desde recursos humanos de pausas activas, de ejercicios prácticos de autocuidado, de capacitaciones que promuevan el bienestar general y que les permitan a los colaboradores llevar una rutina saludable, tanto mental como físicamente. Así, cada persona aprenderá a administrar de la mejor manera su tiempo, sus relaciones sociales y su forma de interactuar con el mundo que le rodea.

El estrés positivo se da al interpretar las consecuencias como favorables para sí mismo y el entorno.

Lea también: Salud ocupacional, bienestar en el trabajo