Formas efectivas de combatir el estrés laboral Formas efectivas de combatir el estrés laboral

Todas las personas en algún momento de la vida sienten algún tipo de estrés ocasionado por el trabajo. Cuando este interfiere con el desarrollo normal de la vida, es hora de tomar medidas. 

Reuniones con clientes, demandas de los jefes, compañeros problemáticos, fechas límite o una carga de trabajo excesiva son todas causas que pueden desencadenar estrés en las personas, sin importar la ocupación. A pesar de que esta condición es aceptada como un factor intrínseco al ejercicio laboral, hay momentos en que lo normal pasa a ser demasiado y la calidad de vida de la persona disminuye notablemente.

Las consecuencias de sufrir estrés laboral no sólo están asociadas al deterioro mental, también las hay físicas. Según la Asociación Americana de Psicología, a corto plazo el estrés se manifiesta con sudoración excesiva, dolores de cabeza, acné, cambios en los hábitos alimenticios o palpitaciones. A largo plazo puede afectar la capacidad para concentrarse, generar fatiga, causar irritabilidad o desencadenar una depresión. Para contrarrestar estas afecciones, la misma Asociación propone algunas medidas simples que todas las personas pueden poner en práctica:

Reconozca los detonadores: cuando se sienta estresado, identifique qué fue lo que desencadenó la sensación. Anote lo que cree que haya sido la causa y cómo lo hizo sentir. De esta manera sabrá cuáles son los frentes a los que debe prestarles atención.

Desarrolle respuestas saludables: liberar las frustraciones en comida, bebida o discutiendo con otros no lo harán sentir mejor. El ejercicio o cualquier tipo de actividad física (una corta caminada por la oficina) le ayudan mucho más.

Establezca límites: es saludable poner horarios para atender cuestiones relacionadas con el trabajo, no tiene que estar disponible 24/7. Apagar el celular, no revisar el correo y alejarse de la oficina son medidas que le permitirán recargar baterías.

Aprenda a relajarse: técnicas de meditación o de respiración le pueden ser muy útiles para callar la mente y alejar los pensamientos del trabajo o las preocupaciones. De igual manera, otras actividades como caminar o disfrutar de una buena comida, concentrándose en la actividad, le pueden ayudar.

Construya buenas relaciones: las relaciones interpersonales pueden ser en sí mismas una
fuente de estrés cuando se trata de personas conflictivas. Busque personas en las que confíe y que lo hagan sentir bien cuando se sienta estresado. Ellos le podrán dar consejo o una nueva perspectiva sobre las cosas y tal vez le ayuden a solucionar sus problemas.