Ir al médico  no es cuestión de género Ir al médico  no es cuestión de género

Los hombres adultos deben visitar al profesional de la salud de forma periódica, incluso estando saludables.

Asesora: Manuela Ossa Builes, Médica general

Ni el que visita el médico se gana enfermedades ni los hombres ponen en duda su masculinidad por prestarle atención a su salud. Tampoco hay que acudir a un especialista únicamente cuando se está enfermo. Estos mitos o percepciones arriesgan la vida de cada persona, al no tener la posibilidad de detectar a tiempo enfermedades que puedan afectar su futuro.

“Cuando se es niño hay muchos acercamientos al médico porque los padres, a dúo con el pediatra, monitorean el desarrollo del menor. Sin embargo, después de los 18 años las personas se alejan del médico, en especial los hombres que suelen dejar las visitas al profesional solo para cuando tiene fuertes dolores o las patologías ya están presentes”, expresa la médica Manuela Ossa Builes.

Hacerse un chequeo regular hace parte de una cultura de prevención y de los buenos hábitos de vida. Por esto, tiene la misma importancia que llevar una alimentación balanceada, hacer ejercicio, dormir bien, reducir los momentos de estrés y evitar el consumo de alcohol y cigarrillo. “La medicina preventiva no debería echarse al cajón del olvido porque gracias a estas rutinas se evalúa el riesgo de problemas médicos futuros, se diagnostica a tiempo y se fomenta un estilo de vida saludable”, agrega.

En un paciente sano, sin síntomas, la regularidad de exámenes no es anual, como se creía. Más bien, esta frecuencia corresponde al momento de la vida que está pasando y, que se divide en tres grandes grupos. Así que si se está bien, hay que considerar el siguiente cronograma médico para tener un saludable día a día.

prevencion hombres