Las cuatro leyes de oro para el corazón Las cuatro leyes de oro para el corazón

Las cuatro leyes de oro para el corazón

Antes de 12 October, 2016 Isabel Vallejo


El corazón requiere una atención especial desde el principio de la vida hasta la edad adulta, pero su cuidado depende, más que del órgano en particular, de tener una vida balanceada y sana.

Evitar la aparición de Enfermedades Crónicas no Transmisibles, como infartos de miocardio o accidentes cerebrovasculares, es posible y de vital importancia ya que actualmente “las enfermedades no transmisibles (ENT), representan con diferencia la causa de defunción más importante en el mundo, pues acaparan un 63% del número total de muertes anuales”, según el Ministerio de Salud y Protección Social.

Vivir una vida hacia un corazón sin complicaciones requiere:   

  1. Liberarse de humo: abandonar el consumo y exposición al humo de cigarrillo y al humo de la leña le proporcionará una vida más sana.
  2. Ejercitar el cuerpo: activar el cuerpo 30 minutos diarios es suficiente para garantizar un mejor funcionamiento de todos los sistemas, incluyendo el corazón, y reducir la posibilidad de enfermedades asociadas al sedentarismo.
  3. Una alimentación balanceada: no se trata de dietas extremas, sino, por el contrario, de comer lo apropiado para el peso y edad. Reducir el consumo de grasas trans y bebidas azucaradas, conservantes y embutidos y aumentar los vegetales frescos, las frutas y la proteína es lo recomendable para un corazón más vital.

Reducir las bebidas alcohólicas: En algunas condiciones individuales es necesario abstenerse al cien por ciento del consumo de alcohol, pero de manera general es recomendable evitar el consumo periódico de este tipo de bebidas y en exceso.