Los beneficios de la lectura en los niños Los beneficios de la lectura en los niños

A propósito del Día Mundial del Libro infantil y la celebración del Día Internacional del Libro, celebrados el 2 y 23 de abril, respectivamente, es importante recordar los beneficios de este hábito en la etapa infantil.

Además de despertar la creatividad y darle la posibilidad a los niños de soñar despiertos, la lectura les trae a los pequeños muchos más beneficios. Se destacan la capacidad de despertar la concentración y de estimular el intercambio de información y conocimiento. Es así como la costumbre continuada de leer, así sea una hoja, les da suficientes herramientas para ampliar su léxico y, en consecuencia, su manera de expresarse y relacionarse con el entorno.

El portal la Guía Infantil, experto en este público objetivo, invita a los padres de familia a inculcar esta práctica en sus hijos con metodologías de lectura en voz alta y con retos que les implique leer o compartir una lectura una vez al día. Así mismo, el médico y autor del libro Lectura rápida a su alcance, Édison Benavides, asegura que cuando un chico lee, es una persona más emprendedora, preparada, nada influenciable, actualizada, productiva, hábil y con herramientas para salir adelante.

Otras razones del porqué este hábito beneficia a los más pequeños:

  1. Les ayuda a mejorar la ortografía y la redacción.
  2. Enriquece su lenguaje.
  3. Desarrolla su creatividad.
  4. Abren preguntas que estimulan su reflexión.
  5. Les mejora el ánimo.
  6. Les brinda información y conocimiento.
  7. Los entretiene.

Las temáticas recomendadas por edades:

  • Primer año: los cuentos más adecuados son los libros con ilustraciones, que contengan muy poquitas palabras. Gracias a estos libros ilustrados, el niño empieza a pronunciar algunas palabras.
  • Dos o tres años: les encantan los cuentos cortos y sencillos sobre actividades de la vida cotidiana.
  • Cuatro años: a esta edad, ya es posible que los papás puedan explicar a los niños una breve historia. Empiezan a apreciar los cuentos de hadas y gnomos.
  • Cinco o seis años: la imaginación del niño está más desarrollada por lo que comienzan a apreciar  los cuentos de reyes, reinas y otros personajes que mezclen historia y fantasía.

Sin comentarios

Sé el primero en comentar!

Your email address will not be published. Required fields are marked *