Meditar para un cerebro sano Meditar para un cerebro sano

La meditación trae considerables beneficios en las zonas cerebrales relacionadas con la memoria, la autoconciencia, la empatía y el estrés.

Según estudios de la  Escuela de Medicina de Harvard, las personas que practican regularmente la meditación son más conscientes de todo lo que les pasa y se concentran con mayor facilidad.

Al practicarla con frecuencia, se modifican tres áreas grandes del cerebro: el rombencéfalo (la parte superior de la médula espinal), el mesencéfalo (encargado de realizar buena parte de las funciones básicas como respirar) y el prosencéfalo (tiene que ver con el uso del lenguaje, la planificación y la búsqueda de soluciones creativas a problemas nuevos).

Igualmente, se ha investigado que la meditación (así como la lectura) ejerce grandes efectos también en el plano emocional.  Al realizarla por más de ocho semanas, se disminuyen los síntomas de estrés y depresión. Además, les permite a las personas sentirse más serenas y les provoca una sensación de mayor felicidad. (También puede interesarle: Tips para una práctica correcta de yoga).


Sin comentarios

Sé el primero en comentar!

Your email address will not be published. Required fields are marked *