Orzuelos sin mitos Orzuelos sin mitos

 A lo mejor ha padecido esta molesta inflamación y le habrán dado cantidades de recetas caseras para deshacerse de ella. Conozca qué son realmente los orzuelos y cuáles son las mejores formas para tratarlos.

La Academia Americana de Oftalmología define al orzuelo como una protuberancia en el ojo, pequeña, roja y dolorosa, causada por la inflamación de las glándulas de Zeiss o de Moll. Las primeras segregan una sustancia aceitosa para el folículo piloso, mientras que las segundas son glándulas sudoríparas. La mayoría de los orzuelos corresponden a una infección bacteriana, los hay externos, en la base de la pestaña; e internos, al interior del párpado.

Es importante reconocer el orzuelo y distinguirlo del chalazión, este último no es doloroso y se trata de un abultamiento que se desarrolla más atrás en el párpado y se debe a una obstrucción en una glándula grasa, que hincha todo el tejido.

 Consejos para tratarlos:

–         Humedezca un paño limpio en agua caliente, póngalo sobre el párpado entre 10 y 15 minutos, de 3 a 5 veces al día. Ayúdese masajeando, ligeramente, la zona con el dedo limpio.

–         Recurra a los antibióticos solo si su oftalmólogo se los receta.

–         Nunca apriete ni intente reventar los orzuelos o chalaziones.

–        No use maquillaje o lentes de contacto mientras tenga estas hinchazones.

Lea también: Cuatro claves para evitar conjuntivitis