Ronquidos que alertan Ronquidos que alertan

Ronquidos que alertan

Antes de 10 October, 2016 Isabel Vallejo


Si bien hasta una de cada tres personas en el mundo ronca, esto no quiere decir que esta acción sea algo normal ante lo que no debamos preocuparnos.

De hecho, este es el principal síntoma de la apnea obstructiva de sueño, una patología respiratoria que no permite que las personas descansen bien mientras duermen y termina alterando algunas funciones del organismo hasta llegar, en los casos más graves, a desencadenar enfermedades cerebrovasculares.

De acuerdo con la internista y neumóloga, María Angélica Bazurto, directora de la Clínica de Sueño de la Fundación Neumológica Colombiana, “el sueño es una necesidad biológica que incide directamente en el óptimo estado físico, emocional y mental de los seres humanos. El no dormir bien puede desencadenar muchos problemas de salud.  Una de las causas más frecuentes de alteraciones del sueño es la apnea obstructiva del sueño”.

Por eso es importante identificar los síntomas y factores asociados al ronquido que pueden alertarle de estar sufriendo una apnea de sueño. Si usted se siente durante el día con somnolencia o un cansancio excesivo o si durante la noche tiene episodios en los que se despierta con una sensación de ahogo lo mejor es que consulte.

También es común que quien sufre la apnea no sea consciente de esos microdespertares en la noche, siendo los familiares o las personas con quien duerme quienes los notan. En estos casos no hablamos de un ronquido común sino de episodios de ronquidos tan fuertes como si la persona se atragantara y dejara de respirar.

Entre otros factores de riesgo que se asocian a la patología está el sobrepeso y la obesidad. De hecho, las cifras demuestran cómo la apnea de sueño ha aumentado significativamente acorde con la epidemia mundial de obesidad.

Las alteraciones cardio y cerebrovasculares son las consecuencias más preocupantes que llegan a presentarse. Igualmente, como efecto de la somnolencia que causa el no dormir bien, se aumenta el riesgo de que se presenten accidentes laborales o de tránsito.

Apnea en niños

En los más pequeños se puede sospechar de apnea ante síntomas como el ronquido y la respiración por la  boca, la somnolencia diurna o, por  el contrario, la hiperactividad.

Este trastorno termina afectando a los niños en sus procesos de aprendizaje, pues por no dormir bien pierden la capacidad de concentración, se les dificulta más comprender los temas e incorporar nuevos conocimientos, hasta el punto de sufrir déficit de atención.

Según cifras de La Clínica Neumológica, el 80% de los pacientes que ingresan al laboratorio de sueño llegan por sospecha de trastornos respiratorios del sueño. Si bien la mayoría de los casos de ronquidos no están relacionados directamente con la apnea, sí hay un número importante de conexiones.

Le puede interesar: Apnea de sueño y microdespertares: lo que hay que saber


Continúa leyendo