Sea un consumidor responsable en los viajes Sea un consumidor responsable en los viajes

La aspiración de dejar el mundo mejor que como lo encontramos aplica en especial para los sitios turísticos que visitamos.

Para ello se pueden aplicar sencillas acciones o prácticas como recomienda la FAO, la organización adscrita a las Naciones Unidas que promueve esfuerzos en torno a la alimentación y evitar el hambre, lo resume en cuatro puntos fundamentales: ayudar a los pequeños agricultores al acudir a mercados y ferias de las ciudades; probar los productos locales para entender mejor la cultura; mantener viva las tradiciones que traen memorias ancestrales y evitar el desperdicio de alimentos. “Ser cuidadoso con el tamaño de las raciones, las fechas de caducidad y aprovechar las sobras es una de las maneras más sencillas de ahorrar recursos naturales”, se explica en el sitio web de la Organización para la Alimentación y la Agricultura.

Frente a esto la tendencia está en que del lado de los consumidores también está la posibilidad de promover un consumo ético y solidario. De acuerdo con el sitio español Eroski Consumer, es importante hacer preguntas que hablen del origen del producto. Por ejemplo, qué repercusiones sociales y ambientales han tenido durante su fabricación; y reflexione sobre el tipo de comercio al que se quiere favorecer. Entre las claves para una compra responsable, está el hacerse preguntas claves antes de consumir,  como las siguientes: ¿Lo necesito?, ¿es esto una compra compulsiva?, ¿cuántos tengo ya?, ¿cuándo lo voy a usar? De esta manera puede evaluar la pertinencia de la nueva adquisición. También puede aplicar la siguiente regla: cuando compre algo nuevo, por ejemplo, una camisa, regale una que ya no use.

 Lea también:  Pautas para manejar los cambios de horario durante el viaje