Sin excusas a la hora de practicar actividad física Sin excusas a la hora de practicar actividad física

Incluir una rutina deportiva en el día a día favorece la calidad de vida de las personas.

Una rutina deportiva, además de tener un impacto en la prevención de enfermedades no transmisibles, mejora la salud cardiovascular, metabólica, osteoarticular, cognitiva y emocional. Por tanto, incrementa el rendimiento académico en niños y en adultos, así como el relacionamiento social, explica la Organización Mundial de la Salud, OMS.

Samantha Clayton, experta en Educación Física, comparte algunos consejos para hacer alguna actividad física durante el día:

Cumplir el tiempo mínimo de ejercicio. Cuando se mantienen las articulaciones en movimiento hay menos probabilidad de experimentar pérdida de movilidad y dolor en articulaciones Realizar un mínimo de 30 minutos de ejercicio al día, cinco días a la semana.

Mezclar el impacto. Realizar ejercicios que sean de alto impacto por naturaleza, como caminar, correr o saltar, ayuda a mantener los huesos saludables. Alternar actividades de bajo impacto, como nadar o andar en bicicleta.

Hacer ejercicios en casa y en la oficina. Si resulta difícil disponer de 30 minutos al día, entonces tratar de hacer tres o más mini sesiones de ejercicio. En la oficina, por ejemplo, se recomienda una caminata rápida luego del almuerzo.

Le puede interesar: ¿Qué tanta actividad física debe hacer?