Técnicas culinarias para una cocina saludable Técnicas culinarias para una cocina saludable

Técnicas culinarias para una cocina saludable

Armonía en salud 16 October, 2017 Isabel Vallejo 0


Las técnicas culinarias son las manipulaciones a las que se somete a los alimentos para prepararlos y dejarlos listos para su consumo.

Las que mejor conservan el valor nutricional de los ingredientes son las cocciones elaboradas al vapor, el salteado, el Papillot y las realizadas en el microondas. Factores como la temperatura, el uso excesivo de grasas, la presencia de humo y llama,s y la dilución por exceso de agua, pueden alterar el contenido de nutrientes en mayor o menor medida. Laura González, experta en nutrición, explica las implicaciones de cada una de ellas:

  • El vapor. Hay utensilios adaptados para este tipo de cocción, pero también puede hacerse en una olla con unos dedos de agua tapada y con un colador metálico. El tiempo de cocción oscilará en relación al volumen del alimento (más rápida cuanto más pequeño sea). Es ideal para mariscos, pescados, patatas y hortalizas.
  • El Papillot. Se trata de una cocción en el mismo jugo del alimento. Para ello se usa suficiente agua. Se puede hacer, por ejemplo, con pescados y hortalizas. Se aliñan los productos y se tapan para evitar que salga el vapor. Se puede hacer en el horno, sobre una sartén o plancha o en el microondas.
  • Salteado. Es una cocción rápida en sartén que permite  remover y voltear los alimentos que deben cortarse finamente. La temperatura normalmente es alta y el tiempo es corto.
  • Fritura. Esta técnica consiste en la creación de una costra en el exterior del alimento, lo que favorece la retención de humedad, sabores y sustancias nutritivas dentro del mismo. Para una correcta elaboración es preferible que el alimento esté cortado en trocitos pequeños, homogéneos y secos.
  • Horno. Es una cocción relativamente lenta que permite el cocinado de piezas más grandes y voluminosas. La presencia de vapor, que procede del agua o de los propios alimentos, junto con los cambios de temperatura, que va de alta a más moderada, también permite crear costras en el alimento que retienen esta humedad y que, por tanto, mantienen la jugosidad.
  • Microondas. Es un buen método de descongelación de los alimentos, rápido e higiénico. Además, conserva perfectamente el aroma y permite cocer los alimentos prácticamente sin grasas añadidas.
  • Plancha. Es ideal para una elaboración rápida. Se recomienda disponer de una que sea antiadherente y utilizarla a temperatura alta. Es apta para todos los alimentos, especialmente, para pescados,  carnes y las hortalizas.
  • Brasas. Es una de las técnicas culinarias a evitar y, en caso de usarla, no se debe recurrir a ella varias veces al año.

Le puede interesar Cuide la higiene en la cocina

EFE


Sin comentarios

Sé el primero en comentar!

Your email address will not be published. Required fields are marked *