Tips a la hora de comer fuera de casa Tips a la hora de comer fuera de casa

Salir a comer por fuera cada vez es más común, no solo por parte de quienes buscan nuevos sabores y disfrutan de la oferta gastronómica de sus ciudades, sino también por aquellos que encuentran en esta opción una forma de ahorrar tiempo y esfuerzos.  

El peligro de comer por fuera de casa es que en cierta medida se sale de nuestro control la cantidad de calorías, grasas e ingredientes que consumimos. Aunque algunos productos, e incluso restaurantes, exponen dichas especificaciones, estas no siempre son claras de entender. Por eso, presentamos estos consejos del Centro de Nutrición del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, para quienes comen por fuera pero igual buscan tener una alimentación saludable y evitar subir kilos de más.

  • Lleve consigo sus propios snacks. Si va a estar mucho tiempo por fuera, una buena opción para no comprar productos de paquete o resultar comiendo más de la cuenta es empacar y llevar sus propios pasabocas saludables: nueces, almendras, arándanos, frutas y vegetales, barritas de cereal integral o queso bajo en grasa son algunas de las opciones recomendadas. Le puede interesar: Snacks que lo ayudan a cuidarse
  • Al visitar restaurantes comience su comida con una ensalada de verduras que le ayude a sentirse satisfecho más pronto. Pida que las salsas no se incorporen a la ensalada sino que se sirvan aparte para que usted pueda controlar la cantidad de las mismas, usando solo un poco pues una sola salsa puede tener gran cantidad de calorías.
  • Olvídese de tener que dejar el plato limpio. Por más que sea de aquellas personas que son incapaces de dejar comida servida en el plato, si ya se siente lleno y no desea comer más piense en otras alternativas para no desperdiciar los alimentos como pedir que le empaquen lo que queda para disfrutarlo en otra comida del día.
  • Si busca bajar de peso, pida una media porción o una entrada en vez del plato completo. En los restaurantes estos suele ser más grande de lo que usted comería normalmente en su propia casa. Por último recuerde acompañar su comida con agua, té o una bebida sin azúcar añadida.

Sin comentarios

Sé el primero en comentar!

Your email address will not be published. Required fields are marked *