Tras un diagnóstico a partir de los ganglios inflamados Tras un diagnóstico a partir de los ganglios inflamados

Para dictaminar cuál podría ser la causa de inflamación de los ganglios linfáticos, es importante tener en cuenta qué estudios y exámenes puede solicitarle el médico al paciente.

La Clínica Mayo, de España, enumera esos posibles requerimientos:

  • La historia clínica. Para saber cuándo y cómo se inflamaron los ganglios linfáticos y si se presentan otros signos o síntomas.
  • Un examen físico. El médico controlará los ganglios linfáticos cercanos a la superficie de la piel para determinar el tamaño, el dolor con la palpación, la temperatura y la textura. El lugar donde se encuentran y los otros signos y síntomas dan pistas para determinar la razón.
  • Análisis de sangre. Según las sospechas, pueden realizarse ciertos análisis de sangre para confirmar o excluir diagnósticos. Estos probablemente incluirán un hemograma completo, que ayuda a evaluar el estado de salud general y a detectar una variedad de trastornos, incluidas las infecciones y la leucemia.
  • Estudios de diagnóstico por imágenes. Una radiografía de tórax o una tomografía computarizada de la zona afectada ayudan a determinar las fuentes potenciales de infección o encontrar tumores.
  • Biopsia. Para este procedimiento se extraerá una muestra del ganglio o, incluso, todo un ganglio para examinar con un microscopio.

Es posible que los ganglios linfáticos inflamados por un virus vuelvan a la normalidad después de que se cure la infección viral. Sin embargo, el tratamiento por otras causas depende de si se debe a una infección bacteriana, por VIH, por un trastorno inmunitario o cáncer. En cualquier caso, el especialista será quien determine los pasos a seguir.

Le puede interesar: Los ganglios nos alertan de una infección


Sin comentarios

Sé el primero en comentar!

Your email address will not be published. Required fields are marked *