Un buen diagnóstico es clave en los desórdenes hormonales Un buen diagnóstico es clave en los desórdenes hormonales

El cuerpo y la mente se pueden ver afectados cuando la mujer experimenta un desorden hormonal. Tomar medidas a tiempo evita complicaciones futuras.

Los tratamientos dependen de cada mujer y de la etapa en la que se encuentre. Pero es una realidad que cuando se presenta un desorden hormonal hay que enfrentarlo con ayuda médica, para evitar que se afecte la calidad de vida de la paciente.

Las hormonas son los mensajeros químicos del cuerpo que controlan numerosas funciones. Intervienen en los procesos del metabolismo, crecimiento y desarrollo y reproducción, y cuando se alteran pueden traer consecuencias negativas.

Mónica Lotero Torres, ginecóloga y obstetra, explica que existen los desórdenes de tipo fisiológico que todas las mujeres experimentarán en dos etapas cruciales de la vida: cuando llega la primera menstruación y en la menopausia.

Hay otras condiciones que tienen su origen en alteraciones hormonales como la hiperprolactinemia, el aumento de la hormona prolactina, cuya principal función es la producción de leche materna tras el parto. Es normal un alto nivel de esta durante el embarazo, en momentos distintos, es señal de alerta. Muy común, agrega la ginecóloga, es el síndrome de ovarios poliquísticos en el que al incrementarse los niveles de testosterona, surgen síntomas como acné, aumento de vellos, de la grasa en el abdomen y el síndrome metabólico (prediabetes y alteración del colesterol).

Para su diagnóstico, es importante, según Lotero Torres, un enfoque médico teniendo en cuenta exámenes de laboratorio, ecografías y una historia clínica por parte del ginecólogo o endocrinólogo.

Le puede interesar: Mujeres que producen leche aún sin estar en gestación


Sin comentarios

Sé el primero en comentar!

Your email address will not be published. Required fields are marked *