5 pilares para construir un gran año 5 pilares para construir un gran año

Se acaba el calendario, comienza un nuevo período y es preciso aprovechar el inicio del año para planear, alinearse con los propósitos y disponerse para los cambios.

Asesora: Ilse Rodríguez S
Coach profesional

“Año nuevo, vida nueva”, así recita la popular canción que evoca el espíritu de esa época en la que se avivan las ganas de empezar otro ciclo, de abrirse a las transformaciones y comprometerse con los propósitos. La coach profesional Ilse Rodríguez explica que lo anterior se relaciona con la forma en la que funciona el cerebro: lineal y por fases, “claramente, ante un calendario que se cierra, la intención de cambiar es tan relevante precisamente porque un factor externo nos indica que se aproxima una nueva etapa”.

Una idea para prepararse para el nuevo año es hacer, desde antes, un balance de lo que sucedió en el periodo que termina, de esos propósitos que se plantearon en un principio y luego enfocarse, sobre todo, en agradecer. “Esto para mirar qué se alcanzó y qué no, pero no para juzgarse ni castigarse a uno mismo, sino para analizarlo objetivamente. Muchas veces las personas no son conscientes de sus avances. Hay que hacerse consciente de lo que pasó, de los logros, aprendizajes, crecimientos”, indica Ilse Rodríguez S.

De esta manera, un ejercicio recomendado es escribir, plasmar las ideas con claridad, incluso hacer una lista de lo que se quiere conseguir. “Así le damos valor y fuerza a esas resoluciones. Se trata de hacer ese recuento con gratitud, pero también de poner adelante lo que deseamos para nuestra vida. Hay una práctica muy bonita que consiste en escribir de manera descriptiva y muy explícita lo que queremos y para qué lo queremos. Es una forma de amplificar esas intenciones”, dice la coach profesional.

En clave de gratitud

Sin duda, durante 2020 se vivieron situaciones complejas y poco convencionales, ¿cómo dejarlo ir con gratitud? “Desde mi experiencia, la mejor forma de recibir algo es agradecer lo que ya tuviste. Las situaciones complicadas siempre nos pueden dar la posibilidad de aprender, valorar, apreciar. Podemos hacer una pausa y preguntarnos a nosotros mismos: ¿qué aprendí?, ¿qué me quedó de haber estado en cuarentena?, ¿qué aprendí de mantener distancia física con mis compañeros?, ¿qué valoré al no poder ver a mis seres queridos?, ¿en qué crecí?”, añade  Rodríguez.

Justamente, para que los planes no se queden diseñados y pasen los meses sin que se cumplan es ideal plantearse cosas concretas, pequeños pasos que lleven a ese gran camino a largo plazo. Acciones que se puedan realizar, “a veces nos proponemos hacer de forma etérea o cosas difícilmente accionables. Así se quedan y luego llega la frustración. Hay que planear de forma que uno pueda vincularse con la acción, que esté en manos propias. Se trata de comprometerse con la acción y desvincularse del resultado”, señala la coach. Si bien los retos o propósitos son individuales y responden a intereses, expectativas y situaciones particulares, la coach profesional Ilse Rodríguez propone revisar ciertos aspectos de la vida y atenderlos desde los objetivos que se plantean para el año. Aquí algunas ideas.

Proyectar el año

La propuesta es revisar estos cinco ejes de su vida y por cada uno plantearse retos que pueda y quiera cumplir
en el transcurso de los meses.

1.LA SALUD
Trabajar por el equilibrio físico y mental.
► Tener al día las revisiones médicas pertinentes.
► Optar por una alimentación saludable.
► Hacer el ejercicio recomendado.
► Cuidar el descanso y la higiene del sueño.

2. LO INTELECTUAL
Gestionar la información que nutre su mente.
► Ser consciente de los contenidos informativos que se consumen.
► Leer los libros de interés.
► Ver las películas y series que le gustan, incluso hacer una lista.
► Realizar un curso o estudio.

3. LO SOCIAL
Cultivar las relaciones.
► Reencontrarse con los amigos alejados.
► Restablecer conexiones con familiares distanciados.
► Separar espacios para la vida social.
► Disfrutar de actividades en pareja.

4. LO ESPIRITUAL
Orientarlo con el significado propio.
► Tener momentos de reflexión personal.
► Iniciar una práctica de meditación.
► Ser mejor ser humano.
► Complementar el crecimiento personal.

5. LO ECONÓMICO
Suele ser la consecuencia de los otros pilares.
► Generar sinergias y emprendimientos.
► Ahorrar de manera disciplinada.
► Aprender temas de finanzas personales.
► Mantener un presupuesto.

Una actitud de agradecimiento y reconocimiento de lo logrado es la mejor disposición para comenzar un nuevo año.

Un camino con propósito

Tal vez no haya una pregunta más profunda y que requiera una respuesta tan sincera como la que indaga por el propósito de vida. “¿Para qué estoy yo en este mundo? La invitación es a hacer una pausa y contestarse con honestidad. Y esto va mucho más allá de tener casa, carro, estudio, etc. Así se puede comenzar a esbozar ese tema tan inmenso que es el propósito de vida y eso tiene que ver con los talentos naturales. Una pequeña clave es pensar en esas cosas que se daban de manera natural cuando éramos pequeños y que disfrutamos hacer”, concluye la coach Ilse Rodríguez S.