Accidentes infantiles: ¿manejarlos en casa o consultar? Accidentes infantiles: ¿manejarlos en casa o consultar?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud la mayoría de lesiones infantiles ocurren dentro y alrededor del hogar. Conozca cuáles son los más comunes. 

Como padres de familia estamos siempre atentos al cuidado de nuestros hijos, aún así, los accidentes son impredecibles, sea una caída de la bicicleta o la mordedura de un perro, muchos de estos imprevistos pueden tratarse en casa. De acuerdo con la pediatra Claire McCarthy del Hospital de Niños de Boston, hay casos que exigen una visita al médico.

Cortadas y raspaduras por caídas

  • En casa: lavar muy bien la herida con abundante agua (usar jabón antibacterial si hay restos de polvo o tierra) y secar con un trozo de gasa limpia. Repetir este proceso hasta que la herida cicatrice.
  • Consultar: es importante ir al médico cuando la herida es muy profunda y no se detiene el sangrado con presión, o si los bordes de la herida se tornan rojos o se abren levemente; también si el niño presenta fiebre.

Golpes y hematomas

  • En casa: la mayoría de hematomas solo necesitan hielo para evitar la inflamación.
  • Consultar: si el golpe fue en el ojo o cerca a él y este se torna rojizo. También si el golpe fue en la cabeza y el niño vomita con frecuencia, o si a pesar del hielo sigue con mucho dolor.

Mordiscos de una mascota

  • En casa: lo primero que se debe hacer es lavar muy bien la herida con jabón y abundante agua. “Si bien no todas las mordeduras de animales necesitan un viaje al médico, es una buena idea llamarlo para que le aconseje (…) especialmente para resolver si podría haber algún riesgo de rabia”, explica la doctora McCarthy en el Blog de Salud de la Universidad de Harvard. “Si su hijo es mordido por la mascota de otra persona, pregunte acerca de la vacunación contra la rabia y obtenga la información de contacto para el dueño de la mascota”, complementa.