El acetaminofén también tiene sus límites El acetaminofén también tiene sus límites

El acetaminofén también tiene sus límites

Antes de 4 July, 2016 María Alejandra Tavera


Ingerir en exceso acetaminofén puede resultar perjudicial para el hígado. Conozca por qué no debe abusar del también llamado paracetamol.

Es un indispensable en el botiquín personal, algunos lo cargan en el bolso, y otros no lo sacan de la billetera. Los médicos lo prescriben para tratar dolores leves, distintas molestias musculares y algunos tipos de artritis. Sin embargo, los precios bajos y las ventas sin fórmula médica han propiciado un consumo excesivo, lo que en el peor de los escenarios podría terminar en una sobredosis de paracetamol, una de las intoxicaciones más comunes.

El portal MedlinePlus explica que el acetaminofén en demasía puede causar daño hepático. Incluso, se puede tomar demasiado acetaminofén accidentalmente si no sigue las instrucciones de la receta médica o de la etiqueta del paquete, o se consumen productos que contienen esta sustancia sin ni siquiera conocerlo, como sucede con los antigripales.

Con mucho cuidado

Recuerde que la automedicación, esa práctica que implica administrar a sí mismo o a los demás, medicamentos sin fórmula, no es conveniente. Si se trata de dolores severos o de una fiebre muy alta consulte a su médico de cabecera. En el caso de los niños, lea muy bien las indicaciones que vienen con el medicamento, además de consultar con el pediatra. Es importante determinar las dosis adecuada, según la edad.

Busque la asesoría de un profesional de la salud antes de iniciar el consumo de este analgésico. Ver otras contraindicaciones.