Atención al cuidado de sus ojos Atención al cuidado de sus ojos

El ojo es el primer órgano del cuerpo humano en mostrar signos clínicos de envejecimiento.

Los primeros síntomas de su deterioro aparecen a partir de los 50 años y suelen ser la pérdida de elasticidad del cristalino y la falta de visión cercana.

Según informe de la Clínica Baviera, el problema más común asociado a su envejecimiento es la presbicia o vista cansada, y que se agrava en personas con otras patologías visuales, como la miopía. Otra situación ocular, ligada a la edad, es la sequedad ocular o el síndrome del ojo seco (SOS), provocado por la disminución de lágrimas y que tiene una incidencia superior en mujeres, por estar expuestas a mayores cambios hormonales. (Ver también Síndrome de ojo seco).

Existen otros factores externos que contribuyen a afectar la salud de este órgano. En el caso de una sobreexposición al sol, las células del cristalino dañadas por los rayos ultravioleta (UVA), al contrario de lo que sucede con las de la piel,  no se regeneran. La retina también puede verse afectada. La recomendación general es usar gafas oscuras.

Es fundamental que la persona esté alerta para detectar problemas como dificultad para ver de cerca, para adaptar la vista a una luz excesiva o la incapacidad para distinguir algunos colores. Estas son señales evidentes de una baja visión provocada por el envejecimiento del ojo. Un tratamiento temprano evitará la afectación de la calidad de vida del individuo. (Le puede interesar Presbicia u ojos envejecidos).