Atención plena para la salud Atención plena para la salud

Desarrollar la capacidad para vivir solamente el ahora disminuye la ansiedad, el estrés y trae múltiples beneficios para el organismo.

La situación actual de confinamiento y multiplicidad de tareas ha llevado a las personas a realizar diferentes actividades de trabajo, de estudio o labores en el hogar en un mismo espacio y muchas veces al mismo tiempo, lo que ha aumentado los niveles de estrés según la Asociación Americana de Psicología y potenciado dolencias preexistentes en su cuerpo.

Según la Clínica Mayo esta capacidad de concentración plena también conocida como mindfulness se puede desarrollar de manera más efectiva a través de la meditación. Existen diferentes métodos y corrientes espirituales para realizarla, aunque una de las más conocidas para conseguir la atención plena es la meditación vipassana, la cual se caracteriza por tener como foco a la respiración con ejercicios basados en:

Espacio: elija un lugar alejado del ruido y las distracciones, con buena cantidad de iluminación natural y sin aparatos electrónicos que invadan sus energías.

Ropa: lleve vestimenta cómoda y ancha que le permita estirar sus extremidades con facilidad y que genere una sensación de frescura.

Postura: la posición adecuada es sentado y existen diferentes maneras en las que usted puede decidir en la que se siente mejor: con las piernas cruzadas con cada pie sobre el muslo opuesto o con las plantas de sus pies juntas.

Respiración: acompañado de música suave respire de manera profunda y constante de forma que su concentración esté únicamente en reconocer el movimiento que realiza su abdomen en cada exhalación e inhalación, así su mente estará solamente en el ahora. Realice este ejercicio durante 20 minutos y repítalo las veces a la semana que necesite enfocar su mente.

Esto también le permitirá avanzar hacia la atención plena en sus tareas diarias y laborales con lo cual reduce la ansiedad, el estrés o el insomnio.

También le puede interesar: Libere su mente durante el confinamiento