Atención y prevención: claves para la salud visual Atención y prevención: claves para la salud visual

Atención y prevención: claves para la salud visual

Antes de 14 October, 2016 Isabel Vallejo


Acciones preventivas e intervenciones tempranas son la respuesta para garantizar una buena salud visual y así evitar enfermedades innecesarias.

La incapacidad para enfocar de cerca o lejos, ver las siluetas borrosas o solo captar una porción de nuestro rango visual normal, son solo algunas de las dificultades visuales que más frecuentemente presentan pacientes alrededor del mundo.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que globalmente 285 millones de personas tienen problemas oculares. De ellos, aproximadamente 39 millones son ciegos y 246 tienen algún tipo de impedimento visual. Las causas más frecuentes son problemas refractivos (miopía, hipermetropía y astigmatismo), cataratas y glaucoma.

Y, aunque estas cifras han disminuido dramáticamente en las últimas décadas debido a la mejora en los sistemas de salud pública, según la misma institución, el 80% de estos problemas podría prevenirse y curarse con atención temprana o intervención médica.

Cuidados personales

Si bien es cierto que cualquiera de las enfermedades descritas anteriormente necesita cuidado médico profesional, existen algunas medidas que cada persona puede adoptar para mantener una buena salud visual.

En primer lugar, es indispensable un chequeo regular para detectar problemas en su etapa más temprana y así poder actuar rápidamente. De igual manera, ante cualquier molestia o anomalía es necesaria una visita al oftalmólogo. Además, una dieta balanceada, rica en vitamina A, y ejercicio regular son fundamentales para evitar enfermedades como el glaucoma, según recomendaciones del Ministerio de Salud y Protección Social.