Bájele al volumen y evite problemas auditivos Bájele al volumen y evite problemas auditivos

Bájele al volumen y evite problemas auditivos

Antes de 28 Agosto, 2016 Isabel Vallejo


El auge de los reproductores de sonido trae consigo problemas auditivos a largo plazo en niños y jóvenes, según revelan dos estudios.

La primera investigación, realizada por Deafness Research UK, una organización inglesa dedicada al estudio de los efectos del ruido, indica que los jóvenes, los mayores usuarios de las tecnologías del sonido, corren el riesgo de quedarse sordos 30 años antes que las generaciones anteriores. El estudio indica que los niños, que ya están afectados por una discapacidad auditiva tienen más dificultades en el desarrollo del habla y la lectura.

En otro análisis, en el que se examinaron los oídos de 170 estudiantes brasileños de 11 a 17 años, más de la mitad (54,7%) dijo haber sufrido alguna vez tinnitus en los últimos doce meses y el 28% reconoció que esa molestia lo acompaña constantemente. Entendiendo por tinnitus los zumbidos que afectan uno o ambos oídos y después se sienten en toda la cabeza, pero que difícilmente se corrigen.

Ambas investigaciones recomiendan, tanto a niños como jóvenes, usar audífonos supraauriculares (que cubren la oreja y no van dentro), no escuchar música a más del 50% del volumen máximo del aparato, utilizar protectores auditivos si se va a espacios muy ruidosos y, por cada hora de exposición, descansar diez minutos, así como tener un límite de 2 horas diarias para el uso de reproductores de audio. Además de sugerir a padres de familia llevar a sus hijos menores de 12 años a chequeo auditivo cada año y, de ahí en adelante, cada dos.

Las consecuencia del daño auditivo, además de tinnitus, son:

  • Hipoacusia: se presenta inicialmente con incapacidad para escuchar los sonidos agudos, como el canto de los pájaros, el tic tac de un reloj o el timbre del celular.
  • Sordera precoz: poco a poco se pierden los sonidos medios y graves.

La parte del oído que más se altera con el ruido es la cóclea, ubicada en el oído interno, encargada de la audición.