Claves a la hora de arreglarse las uñas Claves a la hora de arreglarse las uñas

No todas las uñas son iguales. Las infecciones, nivel de fragilidad, o tolerancia al esmalte, hace que se deban tener cuidados especiales. 

  • El uso del cortauñas depende de su tipo de uñas. Si estas son delgadas, frágiles o escamosas, lo mejor es solamente limarlas para evitar que se quiebren con facilidad o se levanten por capas. Si las uñas son fuertes, se puede usar cortauñas. (Lea también: Cómo prevenir o tratar las uñas frágiles)
  • Las cutículas no se deben cortar. Al hacerlo dejamos de proteger la matriz de la uña, aumentando así el riesgo de una infección. Además, después de cortarla comienzan a salir los llamados “cueritos”.
  • Evite los removedores con acetona. Este componente debilita la uña y hace que se levante por capas.
  • El esmalte semipermanente puede llegar a debilitar las uñas. Esto sucede si se usa con mucha frecuencia. La recomendación es aplicarlo solo 2 o 3 veces continuas y luego dejar descansar las uñas por hasta dos meses. Además no se deben utilizar en uñas que tengan alguna infección u hongo y debe ser retirado por un profesional o con un removedor adecuado.

Fuente: expertos de la línea de esmaltes de Masglo.