Gana la batalla contra los pensamientos intrusivos

Compártelo en:

¿Sabías que es normal imaginar cosas trágicas o catastróficas y que intentar rechazar esas imágenes mentales es uno de los mecanismos más inútiles para lidiar con ellas? Son los pensamientos intrusivos y a través de algunos ejercicios es posible encontrar la paz que estos pensamientos roban. 

¿Alguna vez te ha pasado que llegan a tu cabeza imágenes, ideas o pensamientos que no quisieras tener? Por ejemplo, sin razón alguna te imaginas que te lanzas a un bus que viene a gran velocidad o cuando estás manejando en una autopista te preguntas qué pasaría si frenas sin previo aviso en mitad del tráfico. Este tipo de impulsos negativos son conocidos como «pensamientos intrusivos» y estudios aseguran que alrededor de un 94 % de la población los tiene. 

Esos qué pasaría si… son imágenes invasivas que se producen de manera involuntaria y producen angustia por su carga negativa. Los pensamientos intrusivos ocasionan ansiedad y malestar, son difíciles de controlar o suprimir y llevan a la persona a una lucha constante contra ellos.  

Expertos aseguran que en 24 horas podemos llegar a tener alrededor de 60.000 pensamientos y que la mayoría son negativos, así que el panorama parece ser bastante desalentador. Aunque sepamos que no son reales, tener pensamientos intrusivos influye en nuestro estado de ánimo y puede impedirnos llevar una vida tranquila. 

Si te sientes identificado hasta aquí, no te alarmes. Los especialistas afirman que tener este tipo de pensamientos es normal. Es más: solo el 1 % de las personas con pensamientos intrusivos puede mostrar signos de un trastorno obsesivo compulsivo o de depresión severa y necesitar intervención psicológica o psiquiátrica.  

El restante 99 % —en el que esperamos que te encuentres—, puede decidir qué hacer con los pensamientos intrusivos a pesar de que generan miedo, incomodidad, angustia e, incluso, ansiedad. Lo más importante es no darles el poder y entender que el hecho de imaginar algo catastrófico no significa que así va a suceder. Por eso, la próxima vez que tengas un pensamiento intrusivo o te asalte un qué pasaría si…, sigue algunos consejos: 

Recuerda que los pensamientos intrusivos llegan de la nada, suceden sin justificación, pero no provienen de ti y, aunque a veces la mente puede llevarnos a lugares oscuros, nuestra tarea es encender una luz para salir de ahí.  

+ leídos

Lactancia materna
7 mitos sobre la lactancia materna
febrero 27, 2024
Apego emocional
Seguro o inseguro: así puede ser tu apego emocional
febrero 20, 2024
Cáncer infantil
Prevenir el cáncer infantil: un desafío colectivo para que niños, niñas y adolescentes puedan cumplir sus sueños
febrero 8, 2024

También te puede interesar

Es preciso acabar la idea de que ellos tienen que ser los más fuertes y eliminar los estigmas que rodean...
Además de aportar todos los nutrientes necesarios al bebé y desarrollar los lazos afectivos madre-hijo, la lactancia materna contribuye a...
Conozca el origen de las alergias respiratorias con el fin de prevenirlas.