Consejos para personas que cuidan un ser querido con cáncer Consejos para personas que cuidan un ser querido con cáncer

Algunas recomendaciones de comunicación y cuidado personal para concentrarse también en sus propias necesidades mientras usted cuida a un paciente que padece cáncer.

Ser cuidador implica apoyar al enfermo con actividades diarias como acompañarle a las citas médicas o prepararle comidas. También puede incluir coordinar los servicios y atenciones médicas, además de ofrecerle apoyo emocional. Durante este tiempo, además de cuidar al paciente es importante que las personas a cargo también se cuiden a sí mismas.

El Instituto Nacional del Cáncer en Estados Unidos presenta algunos consejos para familiares y amigos responsables del cuidado de una persona con cáncer:

  • Tenga en cuenta sus propias emociones y estado de ánimo. No existen reacciones correctas ni incorrectas, cada persona es diferente. Regálese tiempo para pensar en sus emociones y encontrar formas de sobrellevar sus sentimientos.
  • La comunicación es importante. Hable con otras personas sobre sus emociones. Si su estado de ánimo afecta su vida diaria de forma negativa, busque apoyo.
  • Regálese un poco de tiempo. Es muy importante relajarse y disfrutar de algún espacio sin tantas preocupaciones. No importa qué escoja hacer, lo importante es tomarse un tiempo cada día como espacio personal. Este tiempo le ayudará a mantener la salud y el buen ánimo.

(Le puede interesar El cáncer y la vida.)

  • Preocúpese de su salud. Quizá sienta que no tiene tiempo para preocuparse por su propia salud, pero es muy importante que se cuide y que esta sea una de sus prioridades. Recuerde que necesita mantener su salud para apoyar a su ser querido.

Tenga en cuenta: si anteriormente ha tenido problemas de salud antes, es aún más importante que se cuide ahora. Tenga presente que el estrés puede causar nuevas dificultades con su salud.