Consejos para reducir el sodio en la alimentación Consejos para reducir el sodio en la alimentación

A veces, aunque no nos demos cuenta, ingerimos más sodio del que necesita nuestro organismo. 

Y es que no solo cuando añadimos sal a un plato estamos consumiendo sodio. Muchas comidas procesadas tienen altos niveles de este elemento que ayudan a su conservación.

Su exceso puede desencadenar una presión arterial alta o problemas cardíacos, por eso es importante cuidar su alimentación.

Las salsas, bebidas gaseosas, enlatados, aderezos para ensaladas, las carnes empacadas al vacío o precocidas, aves de corral y productos de mariscos, las sopas o cremas listas para cocinar, entre otras comidas ya preparadas como pizzas, arroces o sánduches son algunos de los platos que encontramos en el mercado con alta presencia de sodio.

Para evitar esta sobreingesta, procure reducir las comidas procesadas, prefiera los alimentos frescos o congelados, y opte por una cocina más natural. Controle la sal que agrega a sus comidas, manteniendo lejos de la mesa el salero y buscando sustitutos como verduras y especias que aportan sabor y hacen que no se requiera tanta sal. A la hora de comprar alimentos procesados prefiera aquellos que en sus etiquetas señalen que son bajo o libres de sodio.

Le puede interesar: Día a día cuida tu alimentación