¿Cuándo debo tomar antibióticos? ¿Cuándo debo tomar antibióticos?

Algo que puede generar mayor malestar que dejar de consultar al médico en la enfermedad, es hacerlo y desatender sus recomendaciones al primer síntoma de mejoría.


A menudo, el profesional de la salud receta antibióticos cuando el paciente consulta por una infección. Esto sucede cuando la enfermedad que se presenta se relaciona con las bacterias; algunas nos afectan de manera espontánea y otras, que ya viven en nuestro cuerpo, se potencializan en la enfermedad.

El uso adecuado de estos potentes medicamentos puede salvar vidas, siendo su función  matar bacterias o impedir su reproducción. Luego de tomarlos, son suficientes las defensas naturales del cuerpo. Sin embargo, es importante terminar los tratamientos asignados por el especialista para combatir bacterias, aunque se sienta mejor antes de hacerlo pues, como explica el portal MedlinePlus “si deja de tomar los antibióticos antes de lo recomendado por el médico, algunas bacterias pueden sobrevivir en su cuerpo y pueden reinfectarlo”.

Automedicación, otro error

Los antibióticos no combaten infecciones virales, como la gripa, las que causan la tos o la bronquitis, ni incluso, algunos dolores de garganta. MedlinePlus recomienda seguir cuidadosamente la instrucción médica antes de consumir uno. Si un virus (y no una bacteria) es la causa de una enfermedad, tomar antibióticos puede provocar más daños que beneficios.

Si tomar medicamentos sin fórmula no es conveniente, consumir la receta de otra persona puede ser aún más contraproducente. Usar antibióticos cuando no se necesitan puede causar una resistencia a estos, ya que la bacteria cambia y puede sobrevivir sus efectos.

Existen medicamentos esenciales asequibles en el mercado, como la amoxicilina, con los cuales se cree tener una cura de primera mano, pero recuerde que quien mejor identificará si es una bacteria o un virus lo que está tras su enfermedad, es el profesional de la salud.