Cuando la cera tapona el conducto auditivo Cuando la cera tapona el conducto auditivo

Cuando la cera tapona el conducto auditivo

Antes de 2 July, 2017 Isabel Vallejo


La producción de cera en los oídos es una función natural que el organismo hace para proteger el conducto auditivo de cualquier laceración o infección.

La Clínica de Servicios Médicos de Madrid explica que la mayoría de los casos de tapón de cerumen puede tratarse en casa. Para ablandar la cera en el oído se utilizan aceites para bebés, glicerina y vaselina líquida. Otro método para extraerla se llama irrigación. El portal MedlinePlus advierte que limpiar de forma incorrecta el oído puede provocar lesiones que pueden ir desde un simple tapón, hasta infecciones, perforaciones u otro tipo de lesiones.

Por este motivo, si no se puede extraer el tapón de cerumen o la irrigación causa molestia, lo recomendable es consultar con el médico para que extraiga el cerumen succionando el conducto auditivo externo, usando un pequeño dispositivo llamado cureta o con la ayuda de un microscopio.

Los especialistas del oído, los otorrinolaringólogos, desaconsejan la utilización de bastoncillos (conocidos como copitos), pues en vez de limpiarlos lo que hace es empujar el cerumen y crear un tapón, pudiendo traer a largo plazo daños en el tímpano, en los huesos de la audición o en el oído interno pueden causar mareos, problemas con el equilibrio y pérdida auditiva.

Dolor de oído, sensación de que este órgano está taponado, ruidos (tinnitus) y pérdida parcial de la audición son algunos síntomas que pueden alertar de un bloqueo en el conducto auditivo externo.