Cuando la perfección se convierte en trastorno Cuando la perfección se convierte en trastorno

Cuando la perfección se convierte en trastorno

CON TU MENTE 8 Octubre, 2016 Isabel Vallejo


El Trastorno Anancástico de la Personalidad, también conocido como Síndrome del Perfeccionista, puede afectar a cualquier persona en diferentes grados de obsesión.

La página de ayuda virtual Mejorconsalud.com define algunas características de las personalidades anancásticas y les recomienda a las personas buscar ayuda profesional si se sienten identificadas con alguna de estas para evitar que el perfeccionismo, la rigidez y la preocupación desmedida por las cosas interfieran en su día a día.

Advierte, además, que el pronóstico para las personas con este trastorno tiende a ser mejor que el de otras patologías de la personalidad, pues el control que buscan tener siempre sobre las situaciones previene complicaciones, como el consumo de drogas. Sin embargo, el aislamiento social y la dificultad para manejar la ira pueden llevar al paciente a la depresión y ansiedad.

Las personas con Trastorno Anancástico se caracterizan por:

  • Obsesionarse con cada tarea que hacen. Buscan la perfección más absoluta en cada aspecto de la vida desde preparar una comida hasta el simple acto de ir de compras.
  • Su búsqueda de la perfección no se limita únicamente a ellos mismos. También esperan que los demás sean cuidadosos y, en vista de que las personas raras veces encajan en sus perspectivas, se sienten frustradas.
  • Ser responsables, atentas y educadas. Su trato es tan delicado y exquisito que pueden llegar a incomodar o a extrañar a quienes están a su alrededor.
  • Suelen ser pacientes con perfiles algo controladores. Su exigencia con ellos mismos se extiende también a los demás, de ahí que en ocasiones se muestren algo severos y duros.
  • Tienen un alto sentido de la justicia, de lo que está bien y lo que está mal, según sus propios esquemas.