Cuidado con las bebidas azucaradas Cuidado con las bebidas azucaradas

Refrescarse de vez en cuando con una gaseosa, un té dulce o una bebida energética no está mal. El problema real está en la frecuencia con la que se consume, la edad de la persona y el estado de salud de la misma.

En las llamadas bebidas azucaradas caben todas aquellas que contengan cualquier tipo de azúcar, como lo son las gaseosas, refrescos, leches saborizadas, bebidas deportivas o jugos endulzados en caja o botella.

En promedio, una bebida de este tipo tiene 4 cucharaditas de azúcar. Un nivel de por sí bastante alto que si se complementa con el consumo de otras bebidas endulzadas u otros productos ricos en azúcares puede aumentar el riesgo de sobrepeso, obesidad, desarrollo de enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2, hipertensión y hasta enfermedades del corazón.

Ante este tipo de males cada vez más comunes en nuestra sociedad, los estados miembros de la Organización Mundial de la Salud – OMS – acordaron detener el aumento de la obesidad y la diabetes en adultos y adolescentes, así como el sobrepeso infantil de aquí a 2025.

Y es que en algunos países como Estados Unidos el problema crece. Según estudios realizados en ese país el consumo promedio de un estadounidense es de 20 cucharaditas, cuando para la Asociación Americana del Corazón la ingesta máxima diaria de azúcar recomendada es de 6 cucharaditas en el caso de las mujeres adultas y de 9 en el de los hombres.

En los niños el problema puede ser más delicado, pues los hábitos alimentarios saludables comienzan en los primeros años de vida y por su metabolismo los pequeños tienen mayor riesgo de caer en sobrepeso, desarrollar diabetes o hipoglucemia. De hecho, según cifras de la Comisión de Salud Pública de Boston, el riesgo de que un niño sea obeso aumenta en 60% con cada bebida azucarada adicional consumida diariamente.

Por eso, el llamado es a hacer un consumo moderado de este tipo de bebidas procurando mantener una dieta balanceada en la que haya un equilibrio entre todos los grupos alimenticios.