Dejar el cigarrillo, un respiro para todos Dejar el cigarrillo, un respiro para todos

Dejar el cigarrillo, un respiro para todos

Armonía en salud 3 Octubre, 2016 Isabel Vallejo


Ocho de cada diez casos de cáncer de pulmón se evitarían si no existiera el cigarrillo.

Hablamos de una enfermedad que cada año cobra la vida de más de 6 millones de personas en el mundo y cuya mayor acción de prevención está en manos de la sociedad.

Y es que solo un 20% de los cánceres de pulmón que se dan en el mundo corresponden a causas diferentes al cigarrillo, como lo son la alta exposición al humo de leña, o a productos industriales como el asbesto y el arsénico, según datos suministrados por el especialista en oncología clínica, Mauricio Luján.

Por esto, no fumar es la mejor forma de evitar esta enfermedad mortal. Aún si se ha estado expuesto al cigarrillo durante años, dejarlo a tiempo ayuda a reducir significativamente los riesgos de padecer la enfermedad. Las cifras han demostrado que si se deja alrededor de los 30 años de edad, la persona alcanza casi que un 90% de la esperanza de vida que tiene un no fumador y si lo hace a los 50 años, tendría un 50%. De hecho, si ya ha sido diagnosticado con cáncer y deja de fumar, la calidad de vida durante el tratamiento es mucho mayor, por eso nunca es tarde para decir adiós al cigarrillo.

Además, es sabido que no solo el fumador activo es quien tiene riesgo de sufrir este cáncer. Las posibilidades de que desarrolle la enfermedad un no fumador que comparte vivienda con un fumador aumenta entre un 20 y 30% por este hecho.

Es posible decirle no al cigarrillo. Dígale adiós a este humo que pone en peligro su vida y la de los que más quiere.