Después de vacunarse, ¿puede tomar alcohol?  Después de vacunarse, ¿puede tomar alcohol? 

Si bien en el mundo aumenta la conciencia sobre la importancia de la vacunación, aún hay dudas sobre lo que debe hacer después de aplicarse el biológico. Aquí le contamos la respuesta a una de las más frecuentes: ¿puedo celebrar con un trago?

Que la ingesta de licor tiene un impacto negativo en la respuesta inmune de la vacuna, que es recomendable esperar 72 horas para beber alcohol y que sí se puede tomar después de recibir la dosis, pero con moderación, son algunas de las premisas que se han difundido sobre este tema. Todas son verídicas y tienen un factor común: evitar el exceso.

Hasta el momento no hay pruebas que confirmen que tomar un poco de alcohol reduzca la eficacia de las vacunas para combatir el covid-19 que actualmente se administran en Colombia (Sinovac, Pfizer y Astrazeneca), pero el consumo en exceso sí podría suprimir la acción del sistema inmune, lo que aumenta la susceptibilidad a las infecciones por medio de bacterias y virus.

“Si realmente eres un bebedor moderado, no hay riesgo de tomar una copa. Pero hay que ser muy consciente de lo que significa realmente beber con moderación. Es peligroso beber grandes cantidades de alcohol porque los efectos en todos los sistemas biológicos, incluido el sistema inmunitario, son bastante graves y se producen con bastante rapidez una vez que se sale de esa zona moderada”, explica Ilhem Messaoudi, directora del Centro de Investigación de Virus de la Universidad de California para un artículo en The New York Times.

De acuerdo con el Instituto Nacional sobre Abuso de Alcohol y Alcoholismo (NIAAA, por sus siglas en inglés), el consumo moderado de alcohol en los hombres es igual o menor a dos bebidas al día, mientras que para las mujeres es máximo una al día. El consumo en exceso se define como cuatro o más bebidas para ellos y tres o más para ellas. Estas precisiones se calculan mediante una bebida estándar que se define como 148 mililitros de vino, 355 de cerveza y 44 de licores destilados como tequila, vodka, ron, aguardiente o whisky.

¿Cuál es el riesgo?

Es posible que los efectos secundarios de la vacuna se amplifiquen o incluso se confundan si se bebe licor en exceso. “Sí hay una razón por la que se recomienda no tomar alcohol en las primeras 72 horas y esto tiene que ver con que los efectos del alcohol podrían enmascarar o potenciar los efectos secundarios de la vacuna”, señala Rosa María Wong, doctora del Laboratorio de Investigación en Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina de la UNAM. Debido a que en algunos casos los efectos adversos después de recibir una dosis de Sinovac, Pfizer o Astrazeneca son dolor de cabeza, mareos, fiebre, náuseas, vómitos, problemas que el mismo alcohol genera. La especialista recomienda que lo mejor para después de recibir la primera dosis es descansar, tener una buena alimentación y mucha hidratación. Además, recuerda la importancia de las siguientes recomendaciones:

  • Las personas alcanzan la máxima protección de la vacuna 15 días después de recibir la segunda dosis en las que requieren dos dosis, o hasta 15 días después de recibir la única dosis de las que así lo disponen.
  • Aun después de tener el esquema de vacunación completo, lo más recomendable es seguir cumpliendo con las medidas de cuidado e higiene, usar el tapabocas y evitar aglomeraciones.

Lea también: ¿Listo para vacunarse contra el covid-19? Prepárese con tranquilidad