Disciplina y constancia para llegar a los Olímpicos Disciplina y constancia para llegar a los Olímpicos

Los clavadistas antioqueños, Daniel Restrepo y Sebastián Morales, clasificados a los Juegos Olímpicos de Tokio, se preparan para alcanzar su próximo objetivo.

Detrás de los grandes logros de los deportistas hay personas y empresas que creyeron desde un comienzo en que los sueños están para hacerse realidad. Este es el caso de Daniel Restrepo y Sebastián Morales, los primeros clavadistas colombianos en clasificar, de manera anticipada, a los Juegos Olímpicos.
Con el apoyo de Coomeva Medicina Prepagada, ellos aseguraron el cupo individual del trampolín desde una distancia de tres metros, con varios meses por delante. Previo a este torneo orbital, Daniel y Sebastián se alistan con exigentes entrenamientos físicos y psicológicos para la Copa Mundo FINA de clavados, en la que buscarán un nuevo cupo, esta vez en la modalidad sincronizada donde también se destacan entre los mejores del mundo. De lograrlo, tendrían una participación en dos modalidades deportivas en las que Colombia ha sido protagonista en el pasado.

Apoyos que construyen sueños

Continúa la apuesta de Coomeva Medicina Prepagada por la Selección Colombia de Natación Oro Plus, como una demostración más de apoyo al deporte colombiano. Este compromiso en el que hemos sido pioneros, lleva más de 14 años, y con él ratificamos nuestra confianza en el talento de los deportistas nacionales y en la capacidad que tiene el deporte para transformar vidas. Como institución de aseguramiento del sector salud, apoyamos los sueños de jóvenes, que con su esfuerzo y disciplina, le brindan grandes alegrías a todo un país.

En palabras de los deportistas

Daniel Restrepo, 19 años

“En los Juegos Olímpicos de Tokio sueño con dejar el nombre de Colombia en lo más alto”.

Aunque comenzó con la práctica de Taekwondo y alcanzó a ser cinturón negro, desde pequeño llegó a la natación como una forma de manejar su hiperactividad, por recomendación de un especialista a sus padres. En la piscina comenzó a derrochar toda su energía, sin embargo no fue suficiente estar dentro del agua y empezó a dar saltos agigantados, por lo que su primer entrenador vio todo su potencial y decidió enfocarlo con mayor disciplina hacia los clavados.
Consiguió su cupo a Tokio en los pasados Juegos Panamericanos de Lima 2019, donde obtuvo la medalla de oro y el cupo directo a los Juegos Olímpicos, a los que asistirá por primera vez. Se ha destacado en competiciones juveniles como los Campeonatos Sudamericanos, fue medalla de oro en el Mundial Juvenil y también obtuvo dos preseas doradas en los Juegos Olímpicos de la Juventud. En medio de los duros entrenamientos, saca un espacio para disfrutar de su pasión por la música.
Sebastián Morales, 25 años

“Siempre vamos a estar agradecidos con Coomeva por todo el apoyo que nos ha dado”.

Su pasión por el deporte lo llevó a practicar desde muy pequeño el BMX, aunque entendió al poco tiempo que su destino estaba en el agua e ingresó a la Liga de Natación de Antioquia. Previo a sus primeros Juegos Olímpicos llegó a entrenar hasta ocho horas diarias, que incluían ejercicios en el agua, gimnasio y sesiones de apoyo psicológico. Alcanzó dos oros en los Juegos Centroamericanos y una destacada participación en el Mundial de Natación.
Tuvo su primera experiencia en unos Juegos Olímpicos en Río 2016, donde fue finalista y aún recuerda las particularidades de vivir en una Villa Olímpica. Para los Juegos Olímpicos de Tokio obtuvo su cupo en el Campeonato Mundial disputado en Corea del Sur el año pasado. Sus expectativas para las justas que se aproximan están en lo más alto, pues sabe que cuenta con el potencial para traerle a Colombia una medalla y que con todo el apoyo de un país, junto a Daniel Restrepo, también pueden alcanzar un logro histórico.

La actividad deportiva es importante para la formación en valores personales y para el desarrollo de una sociedad.

Lea también: Rutina que se facilita entre dos