El hombre y la necesidad del mejor amigo El hombre y la necesidad del mejor amigo

El hombre y la necesidad del mejor amigo

CON TU MUNDO 4 October, 2016 María Alejandra Tavera


Aunque a veces los hombres parecen crípticos en la relación de pareja, suelen encontrar espacios de diálogo con los amigos.

Ana isabel jiménez castro
Psicóloga adscrita a Coomeva Medicina Prepagada.

Algunos estudiosos entre los que se pueden contar antropólogos, sociólogos y psicólogos han ahondado en un tema cotidiano entre las parejas: mientras las mujeres muchas veces prefieren la intimidad de los lugares cerrados para pasar por momentos de reflexión, los hombres quieren estar afuera, salir y pensar, ver el mundo con la tranquilidad que puede brindar el aire fresco y la compañía de un amigo.

La psicóloga Ana Isabel Jiménez recuerda el argumento del famoso libro del psicólogo estadounidense John Gray titulado Los hombres son de Marte, las mujeres son de Venus: “Esto quiere decir que tanto ideológica como hormonalmente los hombres y las mujeres somos diferentes. Hombres y mujeres están diseñados por la naturaleza para diferentes cosas y eso tiene unos movimiento interiores que hacen que seamos diferentes”.

Ya la antropóloga estadounidense Helen Fisher ha dicho que las mujeres son recolectoras y los hombres cazadores, “eso quiere decir que los hombres son generales, objetivos, miran a lo lejos; las mujeres somos puntuales, específicas, somos de los colores, de las formas, de los detalles. Los hombres cazaban para la manada y las mujeres recogíamos y mirábamos el color del fruto, lo que indicaba si era bueno o no. Por eso queremos el detalle, la minucia, en cambio los hombres no están en eso”, explica Jiménez la teoría de Fisher.

Diferencias reconciliables

Esas diferencias en los géneros se ven reflejadas en las relaciones de amistad. Por esto, muchas veces en pareja es difícil explicar los silencios de los hombres, o por qué todo lo quieren solucionar saliendo a conducir largamente, o tomándose una cerveza con aquel amigo del que a veces la esposa siente celos. Los hombres prefieren salir con su mejor amigo, dar una vuelta, y muchas veces las mujeres prefieren estar en ambientes controlados.

A veces se cree que para los hombres es difícil abrirse en diálogo con alguien, que la cultura machista del hombre que aguanta estoicamente todos los embates de la vida, es más fuerte que la necesidad de relacionamiento, aunque eso no es cierto, dice la experta: “Yo siento que no es tan difícil conseguir amigos, los hombres tienen amigos y dicen que son como un hermano y que entre ellos se pasan y esconden muchas cosas que las mujeres no aceptaríamos. Sin embargo, cuando entre hombres se rompe la amistad muy pocas veces hay marcha atrás, y eso deja una heridas”.

Los problemas en la pareja son comunes cuando él quiere salir con su mejor amigo a jugar fútbol o a ver el partido de la liga más lejana de Europa, sin embargo es bueno mantener los espacios comunes, dice la psicóloga Luz Amparo Salazar: “Siempre es bueno conservar las amistades, porque sucede que cuando uno recién se casa empieza a alejar a los amigos y se vuelve posesivo con el otro, es necesario conservar la privacidad de ciertos espacios donde se pueda respirar”.

Los espacios

Ana Isabel Jiménez cree que a veces los problemas aparecen cuando el hombre quiere salir con sus amigos porque “las mujeres queremos a la pareja cerca. Una recomendación es que tanto el hombre como la mujer tengan sus espacios propios. El hombre a veces necesita meterse en su cueva, mientras las mujeres quieren hablar, y cuando este no habla pensamos que está bravo. Que el hombre esté con el hombre ayuda a desdoblar hormonas específicas y eso ayuda a lo erótico y dan ganas de estar con la pareja. Las mujeres nos sentimos recibidas en el mismo nivel vibracional. Se necesitan espacios masculinos y femeninos, pero también de amigos en pareja”.

Los amigos son uno de los mejores catalizadores para querer volver a ver a la pareja; después de compartir unas palabras, un deporte o unas cervezas —tal cual como les sucede a las mujeres—, se vuelve al arraigo, a lo importante.

2 salidas a la semana con amigos contribuye al bienestar masculino, según Un estudio de la Universidad de Oxford, Estados Unidos.