¿Es realmente necesario usar un tapabocas? ¿Es realmente necesario usar un tapabocas?

“Mascarillas agotadas” o “no tenemos más tapabocas” fueron algunas de las consignas que podían leerse en las vitrinas de tiendas especializadas, cuando se conocieron las primeras noticias del brote de coronavirus (COVID-19).

Esto reabrió el debate sobre el uso de tapabocas y en cuáles casos es realmente efectivo. Según la Organización Panamericana de la Salud “se ha demostrado en estudios científicos que solo es efectivo para proteger a los trabajadores de la salud y para reducir el riesgo de que pacientes enfermos diseminan la enfermedad”. No es necesario entonces usar un tapabocas todo el tiempo para protegerse de un virus como el COVID-19, especialamente si no presenta ningún síntoma.

En el caso específico del coronavirus, la OMS recomienda el uso de tapabocas para las personas que tienen síntomas respiratorios (tos, estornudos o dificultad para respirar), y cuando buscan atención médica para no contagiar a otros; quienes brindan atención a personas con síntomas respiratorios y los trabajadores del sector de la salud, cuando ingresan a una habitación con pacientes o cuando tratan a alguien con síntomas respiratorios.

Cuando sea el momento es importante usarlo bien y no cometer errores como:  tapar solamente la boca, quitarlo para hablar con otra persona, ponerlo en el cuello o en la cabeza o usarlo y guardarlo en el bolsillo de sacos, chaquetas y pantalones.

Le puede interesar: Lavado de manos, clave ante al COVID-19