Azúcar en su justa medida

Compártelo en:

Los edulcorantes artificiales a base de stevia y de sucralosa (derivado de un alcohol de la caña de azúcar) son los más conocidos si lo que se busca es reemplazar el azúcar.

La nutricionista Amida Carvajal explica que no hay evidencias científicas de que estos sustitutos causen un daño secundario en el organismo y recomienda su consumo, de forma moderada, a personas que manifiesten sobrepeso, padezcan diabetes, sufran de presión y colesterol alto y tengan riesgos de enfermedades cardiovasculares.

“No quiere decir que la gente deje de consumir azúcar, sino que lo haga lo menos posible. Hay pacientes que deben sustituirla para controlar la obesidad y prevenir otras enfermedades. Sin embargo, hay personas que no padecen estas enfermedades y desean cuidarse”, dijo Carvajal.

La profesional recomienda: reflexionar sobre si es necesario el uso de azúcar en algunos alimentos y leer las etiquetas de los alimentos antes de consumirlos, así como optar por alimentos naturales que la tienen incorporada, como las pulpas de jugos naturales, e incrementar el consumo de verduras, legumbres y cereales.

En 2012, la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) y la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association) publicaron un informe en el que se concluía que un uso sensato de los edulcorantes puede ayudar a reducir la ingesta calórica y de carbohidratos.

+ leídos

Migraña: un enemigo que no da espera
Migraña: un enemigo que no da espera
marzo 25, 2024
Salud mental en adolescentes y jóvenes: la importancia de expresar las emociones
marzo 20, 2024
Infecciones respiratorias agudas
Infecciones respiratorias agudas: tipos, síntomas y prevención
marzo 15, 2024

También te puede interesar

El Trastorno Anancástico de la Personalidad, también conocido como Síndrome del Perfeccionista, puede afectar a cualquier persona en diferentes grados...
En esta etapa la persona tiene la posibilidad de trabajar para sí misma a partir de un autorreconocimiento. 
Existen muchos tratamientos para mejorar los síntomas y garantizar una mejor calidad de vida a los pacientes con Párkinson.