Conozca por qué se da la enfermedad del beso

Compártelo en:

Dolor de garganta, fiebre, náuseas, malestar, inflamación faríngea, vómitos, manchas rojas en la piel y pérdida de apetito, son síntomas comunes de la enfermedad del beso.

Se trata de una enfermedad viral infecciosa, cuyo nombre técnico es mononucleosis, que es causada por el virus de Epstein-Barr, un tipo de herpes que se transmite principalmente por la saliva. Las señales de alarma suelen manifestarse de 4 a 7 semanas después de adquirida, siendo la falta de energía la consecuencia más evidente de esta patología, lo que hace que las personas necesiten dormir más y que les sea difícil realizar actividades cotidianas.

Explica el portal MedlinePlus que la mayoría de las personas están expuestas a este virus cuando son niños, aunque también se presenta con frecuencia en adolescentes y adultos jóvenes. La patología se caracteriza por fiebre, dolor de garganta y fatiga. Y si bien la enfermedad no es grave, puede permanecer en las células de la sangre, lo que requerirá de una tratamiento a tiempo.  

La inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello, de las amígdalas, del hígado y la erupción cutánea pueden hacer más fácil su diagnóstico.

El virus de Epstein-Barr afecta a los linfocitos, que son células blancas de la sangre que participan en el sistema inmunitario.

Le puede interesar: Vacunas, una medida de prevención

+ leídos

Migraña: un enemigo que no da espera
Migraña: un enemigo que no da espera
marzo 25, 2024
Salud mental en adolescentes y jóvenes: la importancia de expresar las emociones
marzo 20, 2024
Infecciones respiratorias agudas
Infecciones respiratorias agudas: tipos, síntomas y prevención
marzo 15, 2024

También te puede interesar

  Sin duda, la actividad física regular es un hábito saludable. Sin embargo, es importante reconocer cuándo es preciso replantearlo.
La cafeína se encuentra naturalmente en plantas como el café, el té y la cocoa, así como en otros productos...
La sal no se puede erradicar de la dieta porque trae beneficios, pero tampoco consumir en exceso porque puede producir...