Cuando un sangrado no coagula

Compártelo en:

Las personas con hemofilia sangran durante períodos más prolongados de lo normal. 

Esto, en consecuencia a que su sangre no contiene la cantidad suficiente de la proteína que permite la coagulación, pudiéndose producir hemorragias internas y externas.

El portal MedlinePlus explica que el síntoma principal de este padecimiento es el sangrado y cita que los casos leves probablemente no se notan hasta cuando el paciente es intervenido en una cirugía o le ocurre un traumatismo. En los más serios se presentan sangrados sin razones aparentes. La afección puede diagnosticarse también con un examen de sangre para detectar el problema si otros familiares tienen este antecedente.

Según la Federación Mundial de Hemofilia, el tratamiento estándar consiste en reponer el factor de coagulación faltante a través de una vena (infusiones intravenosas).

El Fondo Colombiano de Enfermedades de Alto Costo explica que esta patología es de difícil manejo, dada la gravedad de la misma y las complicaciones a corto y largo plazo si no hay un tratamiento y seguimiento adecuado. Recomienda que quienes padecen este trastorno acudan a un profesional para comprender aún más las implicaciones del factor en la coagulación sanguínea, definir el tratamiento más adecuado y saber qué medidas tomar en caso de sufrir una herida o hemorragia.

La prevalencia de la hemofilia en Colombia para el 2015 era de 3,8 por cada 100.000 habitantes.

+ leídos

Migraña: un enemigo que no da espera
Migraña: un enemigo que no da espera
marzo 25, 2024
Salud mental en adolescentes y jóvenes: la importancia de expresar las emociones
marzo 20, 2024
Infecciones respiratorias agudas
Infecciones respiratorias agudas: tipos, síntomas y prevención
marzo 15, 2024

También te puede interesar

El acompañamiento de los padres es clave para que los adolescentes vivan esta experiencia afectiva de forma enriquecedora.
Aunque en ocasiones requieren una intervención quirúrgica, otras veces no suponen más que un problema estético que no provoca mayores...
Los hongos son un problema dermatológico que, aunque no es doloroso, resulta molesto para quien los sufre. Los buenos hábitos...