Detener el cáncer cervicouterino es posible

Compártelo en:

El tamizaje y la vacunación contra el VPH son las mejores formas de prevención de este cáncer.

Se trata del tercer tipo de cáncer más frecuente entre las mujeres de América Latina y el Caribe, pero también el más prevenible.

La vacunación contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), es la mejor estrategia de prevención frente al cáncer cervicouterino, puesto que la gran mayoría de los casos de esta enfermedad están asociados al virus. De acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud, “desde hace más de una década, existen vacunas que protegen contra los tipos comunes de virus que causan cáncer”. La vacunación debe hacerse en las niñas entre los 9 y 14 años de edad.

Además de la vacunación, el tamizaje, a través de la prueba de la citología, y los tratamientos de las lesiones precancerosas ayudan a detectar a tiempo este cáncer y poder actuar de forma oportuna con resultados óptimos. Se trata de una prueba que debe hacerse incluso si la mujer está vacunada, pues existen mutaciones del virus que pueden llegar a no estar protegidos por la vacunación.

 30% de los cánceres se pueden curar si se detectan de manera precoz y se tratan apropiadamente.

+ leídos

Migraña: un enemigo que no da espera
Migraña: un enemigo que no da espera
marzo 25, 2024
Salud mental en adolescentes y jóvenes: la importancia de expresar las emociones
marzo 20, 2024
Infecciones respiratorias agudas
Infecciones respiratorias agudas: tipos, síntomas y prevención
marzo 15, 2024

También te puede interesar

Es normal que un médico pregunte al paciente en una cita de rigor sobre cómo se siente, pida detalles sintomatológicos...
Un área de la espalda fundamental para soportar el peso de su tren superior, que puede ser frágil ante esfuerzos...
Cuando dentro de un grupo familiar, dos o más de los miembros siguen objetivos incompatibles entre sí, aparece el conflicto.