Esas conductas explosivas tienen explicación

Compártelo en:

Los comportamientos impulsivos, reacciones agresivas o alteraciones exageradas cuando la situación no lo amerita caracterizan el trastorno explosivo intermitente. 

Se trata de un trastorno crónico que, según el portal de la Clínica Mayo, “puede continuar durante años, aunque la gravedad de los arrebatos puede disminuir con la edad”. Los episodios suelen ser repentinos u ocasionados por una causa específica que desencadenan síntomas como palpitaciones, irritabilidad, ataques de ira, presión en el pecho y temblores.

Las causas pueden ser genéticas o consecuencia de haber crecido en un entorno hostil; también pueden tener relación con el funcionamiento cerebral, según la Clínica: “Es probable que existan diferencias en la estructura, la función y la química del cerebro”, se indica en el portal web.

Es necesario acudir a un experto, determinar el diagnóstico para iniciar el tratamiento pertinente y así controlar los impulsos agresivos.

Lea también: Para saber más sobre la mente

+ leídos

Lactancia materna
7 mitos sobre la lactancia materna
febrero 27, 2024
Apego emocional
Seguro o inseguro: así puede ser tu apego emocional
febrero 20, 2024
Cáncer infantil
Prevenir el cáncer infantil: un desafío colectivo para que niños, niñas y adolescentes puedan cumplir sus sueños
febrero 8, 2024

También te puede interesar

Cepillar los dientes después de las comidas, usar seda dental y no abusar de alimentos azucarados o ácidos ayudan a...
Es normal que los más pequeños experimenten temores, estas emociones les enseñan a ser cautos.
Si una persona realiza ejercicio de forma regular requiere consumir por lo general más calorías y agua. Estirar antes y...