Inyecciones sin lágrimas

Compártelo en:

Para los más pequeños las visitas al pediatra se asocian con inyecciones y vacunas, lo que produce en ellos temor y estrés.

Como padre, llevar a los niños a que les apliquen inyecciones o vacunas puede ser todo un reto. El sitio web de la Academia Americana de Pediatría brinda algunas recomendaciones para evitar al máximo la incomodidad.

  • Ante todo, procure acompañarlos, ser honesto con ellos y enfatizar en que es por su bienestar.
  • En el caso de los más pequeños, estrategias de distracción como hacer burbujas o juegos con las cremas y atomizadores anestésicos funcionan para disminuir el estrés.
  • Para bebés lactantes, esta puede ser una forma de brindarles alivio al dolor, lo mismo un chupo, para tranquilizarlos.

Tenga en cuenta

Generalmente, las vacunas tienen proteínas y azúcares complejos que se digieren fácilmente, por lo tanto hay que inyectarlas en piel o músculo, para que tengan el mayor contacto con el sistema inmune.

Lea también: 5 hechos sobre las vacunas

+ leídos

Cita express: un servicio para tus prioridades de salud
abril 18, 2024
Migraña: un enemigo que no da espera
Migraña: un enemigo que no da espera
marzo 25, 2024
Salud mental en adolescentes y jóvenes: la importancia de expresar las emociones
marzo 20, 2024

También te puede interesar

La calidad del aire interior puede ser un factor de riesgo si padece enfermedades pulmonares. Tenga en cuenta qué puede...
Conectar con la naturaleza trae numerosos beneficios a nuestra salud física, mental y emocional. Descúbrelos y anímate a salir más...
Con el fin de identificar alteraciones genéticas y obtener un diagnóstico de enfermedades en segundos, investigadores mexicanos desarrollaron un lector...