Orzuelos sin mitos

Compártelo en:

 A lo mejor ha padecido esta molesta inflamación y le habrán dado cantidades de recetas caseras para deshacerse de ella. Conozca qué son realmente los orzuelos y cuáles son las mejores formas para tratarlos.

La Academia Americana de Oftalmología define al orzuelo como una protuberancia en el ojo, pequeña, roja y dolorosa, causada por la inflamación de las glándulas de Zeiss o de Moll. Las primeras segregan una sustancia aceitosa para el folículo piloso, mientras que las segundas son glándulas sudoríparas. La mayoría de los orzuelos corresponden a una infección bacteriana, los hay externos, en la base de la pestaña; e internos, al interior del párpado.

Es importante reconocer el orzuelo y distinguirlo del chalazión, este último no es doloroso y se trata de un abultamiento que se desarrolla más atrás en el párpado y se debe a una obstrucción en una glándula grasa, que hincha todo el tejido.

 Consejos para tratarlos:

–         Humedezca un paño limpio en agua caliente, póngalo sobre el párpado entre 10 y 15 minutos, de 3 a 5 veces al día. Ayúdese masajeando, ligeramente, la zona con el dedo limpio.

–         Recurra a los antibióticos solo si su oftalmólogo se los receta.

–         Nunca apriete ni intente reventar los orzuelos o chalaziones.

–        No use maquillaje o lentes de contacto mientras tenga estas hinchazones.

Lea también: Cuatro claves para evitar conjuntivitis

+ leídos

Conoce la App Coomeva Medicina Prepagada mejorada con IA
julio 4, 2024
salud de tus dientes
10 hábitos que mejoran la salud de tus dientes
mayo 24, 2024
Dieta vegana
Hazte vegano solo unos días y notarás la diferencia
mayo 20, 2024

También te puede interesar

Existen distintos tipos de pruebas diagnósticas y de reacción inmune para detectar si una persona está o ha estado infectada...
El ojo es el primer órgano del cuerpo humano en mostrar signos clínicos de envejecimiento.
Encontrar ambientes totalmente libres de humo de tabaco es la mejor solución para evitar los problemas relacionados con el tabaquismo...